Manuel Ardil Robles; un escultor cartagenero de talla sobresaliente.

Autoretrato del escultor Manuel Ardil Robles.

Autoretrato del escultor Manuel Ardil Robles.

En este blog hemos hablado de un gran célebre escultor murciano, Francisco Salzillo, conocido en todo el mundo por las talantes obras que reprodujo sobre imágenes religiosas, pero ahora vamos ha hablar de otro escultor, esta vez cartagenero, que aunque no llegó a ser tan importante como otros escultores cartageneros, debido a una serie de acontecimientos que posteriormente iré comentando, ha dejado un gran legado cultural a esta hermosa ciudad, así como grandes discípulos a seguir en este grandioso don, la escultura.

Manuel Ardil Robles con los bustos de Wagner, Bethoven y Mozart.

Manuel Ardil Robles con los bustos de Wagner, Bethoven y Mozart.

Manuel Ardil Robles es oriundo de Cartagena, nacido el 22 de septiembre de 1910. Criado en el seno de una familia media, en 1927 trabajó en la Sociedad Española de Construcción Naval (Bazán), aunque en sus ratos libres fue cuando empezó a realizar sus primeras obras de arte sin apoyo de maestro alguno. Sus primeras obras fueron bustos en escayola y barro de personajes importantes o religiosas. Destacan un busto de Beethoven, Mozart, y un Cristo Yacente.

Como hemos mencionado anteriormente, este escultor no obtuvo el reconocimiento que se merecía, y esto se debe a los problemas subyacentes de la época; la Guerra Civil y la época de postguerra. Con 23 años,ingresó en la Armada llegando a ser uno de los mejores buzos de 2ª Clase aunque, por aquel entonces, dejó de lado todos sus dotes artísticos. Con el estallido de la guerra civil, Ardil fue herido tras un bombardeo cuando ejercía su profesión de buzo dejándole importantes secuelas. Por tanto, solo pudo trabajar en el ejército de tierra. Manuel Ardil se encontraba en el bando republicano y tras finalizar la Guerra Civil con la victoria del general Francisco Franco, Manuel fue perseguido durante algún tiempo ya que el actual poder político juzgaba a los excombatientes del lado contrario. Aunque en este caso, Manuel Ardil obtuvo la libertad en 1939, debido a que, como he mencionado anteriormente, realizó la obra escultural de un busto religioso, un cristo Yacente para la Casa de Misericordia, que fue quemado tras el asalto a los centros religiosos el 25 de julio de 1936.

Volviendo a la vida escultural de Manuel Ardil, no será hasta el año 1945 cuando proseguirá su sin fin de obras artísticas en su pequeño taller. Sus obras responden a un estilo barroco, levantino y salzillesco. Por aquel entonces había contraído matrimonio con Rita Pagán Meca y fruto de ésta, obtuvo cinco hijos. Durante este periodo, y en realidad la mayor parte de su obra artística, estuvo realizando también bastantes bustos de gente local de Cartagena.

Embarcación "Pescado" donde obtuvo Manuel Ardil el 2º premio.

Embarcación “Pescado” donde obtuvo Manuel Ardil el 2º premio.

En 1947, participó en el desfile nocturno de las veladas marítimas con la construcción de la embarcación “Pescado”, obteniendo el segundo premio a la mejor carroza. En ese año numerosas cofradías de Cartagena le encargaron varios trabajos esculturales.

Otras obras a destacar de este gentil escultor, son los cuatro santos y la “Quema de Judas”. Cartagena había perdido casi todas sus imágenes de santos realizados por Salzillo tras la quema de 1936, por lo que Manuel Ardil volvió a construir las imágenes de los santos “San Isidro”, “San Leandro”, “San Fulgencio” y “Santa Florentina” a semejanza de las de Francisco Salzillo. Respecto a la “Quema de Judas”, era un festejo que se realizaba al finalizar la Semana Santa a modo de desfile de carrozas, representando los siete Pecados Capitales, que en el final del recorrido, eran quemados a modo de falla. En 1950, Ardil construyó estas carrozas. No volvió a participar en este evento, ni ningún otro escultor cartagenero, debido a que el escultor murciano Antonio González Conte procedió a realizar las carrozas de los años posteriores. Otras carrozas diferentes que construyó, remontan a los años 1951, 1953 y 1955 en la fiesta de la “Batalla de Flores”

Inmaculada Concepción realizada por el escultor Manuel Ardil Robles. Fuente: cartagenaenlaactualidad.com

Inmaculada Concepción realizada por el escultor Manuel Ardil Robles. Fuente: cartagenaenlaactualidad.com

Otra obra que obtuvo gran prestigio fue, en 1954, la escultura de la inmaculada concepción, creada para alegorizar a la Inmaculada Concepción. Para su realización, Manuel Ardil, se basó en el boceto del pintor Rafael Puch López, y fue esculpida en piedra caliza. A partir de entonces, su labor como escultor constituyó principalmente a realizar bustos, muy conseguidos.

Manuel Ardil, fue un artista que destacó además por la cantidad de aprendices que fue dejando a su paso. Entre ellos destacan, “Cuco” López, José Luis Navarro, Juan Soler Cantó, y su hijo Manuel Ardil Pagán.

Cristo de la cofradía del Socorro realizada por el escultor Manuel Ardil Pagán con ayuda de su padre, Manuel Ardil Robles.

Cristo de la cofradía del Socorro realizada por el escultor Manuel Ardil Pagán con ayuda de su padre, Manuel Ardil Robles.

A partir de 1960, el ritmo de producción del escultor decayó. De está época el más importante es el Cristo del Socorro, realizado junto a su hijo Manuel. Durante estos años hasta su muerte el 5 de febrero de 1976, dejó de realizar grandes obras debido a que su hijo siguió con su legado y con una bastante producción escultural.

En resumen, Manuel Ardil Robles fue un escultor de postguerra, del que actualmente no escuchamos demasiado, el cual, a pesar de no haber realizado demasiadas obras y no haberse dedicado intrínsecamente a la escultura, colaboró con un importante patrimonio cultural recogido casi exclusivamente en la ciudad de Cartagena. 

Terminaré mostrando una frase que Carmen Conde le escribió a Manuel Ardil Robles en una carta de ánimo; “Hay que seguir trabajando y confiando en que alguna vez se podrá conseguir algo, muy poco siempre, de lo que se sueña y desea. Pero trabaja” 

Os dejo otras obras de Manuel Ardil Robles recogidas en el libro de Diego Ortíz Martínez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

BIBILIOGRAFÍA

  • ORTÍZ MARTÍNEZ, Diego. Manuel Ardil Robles, un escultor en la Cartagena de postguerra. Torre Pacheco: Grupo cultural TIERRA NUESTRA, 1999, 81p, ISBN: 84-930942-2-6.
  • Región de Murcia Digital [en línea]. Manuel Ardil Robles. [Fecha de consulta: 14/05/2014].