MOLINOS DE VIENTO CARTAGENEROS; algo más que simple maquinaria

No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos” Con este proverbio Holandés empezaremos a hablar de los molinos de viento.

SONY DSC

“Molino de la Cerca” en Santa Ana, Cartagena.

La definición de lo que es un molino, según la RAE, es una “máquina para moler, compuesta de una muela, una solera y los mecanismos necesarios para transmitir y regularizar el movimiento producido por una fuerza motriz, como el agua, el viento, el vapor u otro agente mecánico”.

Pero antes de utilizar este artefacto, se han utilizado diferentes técnicas y herramientas para llevar a cabo estos procedimientos. Ya por el Neolítico, se utilizaba el “molino abarquillado” que consistía en machacar con una losa de piedra los granos de trigo por un rodillo de piedra que se movían hacia delante y hacia atrás, según la dirección que desempeñaba el agricultor, aunque este “molino abarquillado” no puede considerarse una máquina. [foto molino abarquillado] La siguiente técnica más relevante data por el año 2000 a.c formando la primera actividad del principio de la “moción circular”, explicada por el antropólogo, historiador y escritor Caro Baroja. La primera aplicación de este principio que encontramos es el molino de mano denominado la “molineta”, usada para hacer la harina y que su uso no se generalizará hasta la época helenista. Las variaciones y perfeccionamientos técnicos posteriores en los molinos afectarán a la naturaleza de las fuentes de energía utilizadas y al mecanismo de impulso, pero el sistema de trituración no cambiará hasta la aparición de los rodillos o cilindros a mediados del siglo XIX.

Centrándonos en los molinos de viento, no encontramos una única teoría acerca del origen y procedencia de los molinos tal como hoy los conocemos. Las mas importantes son tres; las que defienden que los griegos, en la Edad Antigua, inventaron los molinos aunque no se haya encontrado ningún texto clásico que aluda a ello; los que creen que lo inventaron los musulmanes en la Edad Media, los cuales lo introdujeron a Europa; y por último los que piensan que los molinos fueron inventados en el siglo XII en Europa Occidental.

Dependiendo de cada zona, encontramos una gran variedad de molinos de viento.

Encontramos molinos ingleses, molinos de Europa, es decir, noroeste, centro y sur de Europa, molinos mediterráneos y molinos de viento Portugueses.

0041

En esta entrada hablaremos por encima de los molinos de viento mediterráneos ya que derivan a los molinos cartageneros. Según Kruger, los Molinos Mediterráneos se clasifican en tres tipos dependiendo de las formas de las aspas; 1-Los que llevan un eje atravesado por cuatro pares de varas, que sostienen cuatro velas triangulares. 2- Los que llevan un eje que sostienen cuatro aspas, compuestas cada una de una vara central, dos vergas laterales, paralelas a aquella y ocho travesaños. Además sus velas son rectangulares y su techo es giratorio dependiendo de la orientación del viento. 3- Los que llevan un eje que sostienen cuatro aspas, con una vara central, cuatro o seis vergas laterales y paralelas a la susodicha vara, con quince o más travesaños, y sus velas son triangulares largas y estrechas.

El primer tipo de molino es el característico de Cartagena.

Ubicación de los molinos en Cartagena recogidos en el periódico-boletín de la a.v.v de Santa Ana el 4 de enero del 2000

Ubicación de los molinos en Cartagena recogidos en el periódico-boletín de la a.v.v de Santa Ana el 4 de enero del 2000.

Encontramos una canción popular que alude el aspecto, tanto interno como externo, del los molinos de viento. Se llama “Las piezas del molino”. (Para poder entender la terminología les dejo un anexo del vocabulario terminológico del molino de viento cartagenero recogido en el libro “Antología de los molinos de viento” de Carlos Romero Galiana.)

"Molino Huertecica o del Pollo" de tipo arcaduces en la actualidad. Aún conserva la noria.

“Molino Huertecica o del Pollo” de tipo arcaduces en la actualidad. Aún conserva la noria.

Tiene el molino de viento,

torre, marrano y su guía

tienen rueda y puntería.

Las colañas no las cuento;

tiene también cuatro madres,

y para que le acompañe,

tienen ocho cabezuelos.

Antes de llegar al suelo,

tienen la rueda terrera,

y, para que esté más ligera,

un poco de sebo le ponen.

Cuenta con cuatro camones

manteniendo el chapitel

y dos han de mantener,

eje, fuéllega y rabote;

y, para que no se alborote tienen masa, faja y freno.

 

Molino de viento tipo arcaduces en la población de Molinos Derribao.

Molino de viento tipo arcaduces en la población de Molinos Derribao.

Tiene riestra y crucero,

tiene torre y su canal,

dos cilindros y un puntal,

la linterna y la lavija.

 

Y con esta razón fija

poco a poco voy yo viendo

que tié dos piedras moliendo

su botalón y su arbolete;

sus ocho palos, sus frailes

y además su caballete

tié su cuello y su repuente

y por el decir de la gente

le pusieron su velaje

su alivio y su cordelaje.

 

Y digo a mi corazón

que todas las piezas son

para el arte necesarias,

mas formando una sumaria,

que la del torno es la mejor.

Dentro de los molinos cartageneros encontramos cuatro tipos diferentes de molinos según su uso.

Primero, encontramos el tipo harinero cuya finalidad es la molienda de cereales, situado en zonas amplias y libre de edificaciones. Su infraestructura es de piedra caliza. Se caracteriza por ser cilíndrica y su diámetro interior va aumentado conforme se sube de altura. Poseen además tres plantas.

Otro tipo es el de arcaduces, en el que su objetivo no es otro que el de sacar agua de pozos para convertir tierras de secano en tierras de regadío, construidos sobre un andén para que el agua caiga a la balsa. Poseen unas balsas anexas al andén. Encontramos dos variedades; los molinos con pozo y rueda de arcaduces en el exterior de la torre, es el más común; y los molinos con pozo y rueda de arcaduces en el interior de la torre, son bastantes escasos.

Por último encontramos el tipo salinero dividido en dos clases diferentes. Una la de triturar la sal, su parte exterior es igual a la del tipo harinero variando únicamente su mecanismo, y otra variedad es la de pasar el agua del Mar Menor a los calentadores de las salinas. Se pueden encontrar con un tímpano o con dos tímpanos.

Tipología de los molinos de viento cartageneros recogidos en el libro "antología de los molinos de viento".

Tipología de los molinos de viento cartageneros recogidos en el libro “antología de los molinos de viento”.

Folleto de la asociación de vecinos de Santa Ana explicando las partes de un molino de viento.

Se distinguen dos etapas del auge del molino cartagenero; la primera corresponde al siglo XVIII por el incremento de la población civil y militar cartagenera y la creación de numerosas estructuras militares, como el Arsenal Militar, amurallamiento y fortificaciones defensivas. Por el año 1755, Cartagena, contaba con 74 molinos de viento .La segunda etapa abarca desde el último tercio del siglo XIX hasta la segunda década del siglo XX, en el que se popularizó el molino de arcaduces. Con la electrificación del medio rural, que se inicia en 1957, irán desapareciendo los molinos de viento. Según el censo de los molinos de viento del término municipal de cartagena en 1973, del ilustre Carlos Romero Galiana, encontramos en total 154 molinos de viento.

 

page 3

Molino de viento en la población de Santa Ana. Solo conserva la torre y la zona de la balsa.

Actualmente la mayoría de los molinos de viento cartageneros se encuentran en mal estado de conservación, aunque cada vez más se están restaurando, únicamente la parte exterior. Contamos, sin embargo, con Molinos harineros bien conservados, como el molino de Zabala en Perín funcionado actualmente, y otro muy bien conservado también, tanto la maquinaria interior y exterior es el de la Tía Jarapa en Cuestablanca. También podemos encontrar un par Molinos de arcaduces en Cartagena restaurados; el de la Cerca en Santa Ana y el de Pedro de las Casicas en La Puebla.

Galería de fotos del molino “Lo Negrete” situado en San Félix. Este molino de viento de arcaduces se creó en el año 1912 y aún conserva su mecanismo interior, aunque se encuentra bastante estropeada la parte externa.

Os dejo otra galería de fotos del molino restaurado de “la Cerca” en Santa Ana, tanto por dentro como por fuera, y el folleto de inauguración de dicho molino. Este molino de viento de tipo arcaduces se creó en 1890 y se rehabilitó en 1999 por el ayuntamiento de Cartagena.

 

Vídeo donde se puede ver en funcionamiento un molino de viento cartagenero:

 

Terminaremos diciendo que los molinos de viento Cartageneros forman parte del patrimonio artístico-cultural de nuestra ciudad. Por desgracia han caído en el olvido y conforme vayan desapareciendo, nos daremos cuenta que un molino no solo embellece el paisaje rural, sino que forma parte de la historia de una ciudad milenaria como es Cartagena.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • AGÜERA PAREDES, Catalina. El molino cartagenero y su técnica. Murcia: Ediciones Mediterráneo, 2000. 166p, ISBN: 84-85856-82-1.

  • FRANCISCO JOSÉ MARTÍNEZ LÓPEZ, Francisco José; AYUSO GARCÍA Maria Dolores y GARCÍA DÍAZ Isabel. El molino de viento en Cartagena durante el siglo XVIII. Región de Murcia Digital [en línea]. p 129-160 [Fecha de consulta: 17-04-2014].

  • Periódico-Boletín de la a.v.v de Santa Ana. 2000, año 3, n. 4.

  • ROMERO GALIANA, Carlos. Antología de los molinos de viento: Cartagena Siglo XXI. Cartagena: Editorial A. Corbarán, 2003, 128p, ISBN: 84-933047-0-0.

  • SAURA MIRA, Fulgencio. Aspecto etnológico de los molinos de viento del campo de Cartagena: su necesidad de recuperación. Revista Cangilón [en línea]. 1987, vol.2, p 18-30 [Fecha de consulta:17-04-2014].