Necrópolis de Torreciega; una “simple” torre.

Monumento sepulcral romano, Torre Ciega.

Monumento sepulcral romano, Torre Ciega.

Cartagena ha albergado, a lo largo de la historia, numerosas civilizaciones, y una de las que más riqueza cultural nos ha proporcionado ha sido el Imperio Romano. Podemos encontrar numerosas reliquias e incluso edificaciones, desde el teatro romano hasta una simple casa romana. Aunque no se ha investigado demasiado acerca de las edificaciones romanas en la ciudad, debido a que éstas se encuentran bajo la actuales edificaciones en uso, cada vez que se realizan obras en determinadas calles encuentran numerosos yacimientos arqueológicos provenientes del Imperio Romano. Por tanto, siempre nos queda la incertidumbre de cuál será el próximo descubrimiento en esta hermosa ciudad.

En Cartagena encontramos numerosas Necrópolis a las afueras de la ciudad. La palabra “Necrópolis” viene del griego y significa “ciudad de los muertos/cadáveres”. Las leyes del Imperio Romano, concretamente la tabla número X, prohíbe el sepulcro de los ciudadanos romanos dentro de la ciudad, por lo que todas o la mayoría de las Necrópolis las encontramos a las afueras de dicha y, generalmente, situadas a los lados de las vías romanas más importantes o cerca de las puertas de la ciudad.

Necrópolis tardorromana de San Antón. Fuente: panoramio.com

Necrópolis tardorromana de San Antón. Fuente: panoramio.com

En Cartagena, según el escritor Ernesto Ruiz Vinader, se encuentran un total de seis Necrópolis. La más importante, o por lo menos la más investigada, es la Necrópolis de San Antón que corresponde a la época de expansión del cristianismo en el Imperio Romano durante los siglos IV hasta el siglo VI. Actualmente se encuentra dentro del museo Arqueológico municipal de Cartagena.

Otra Necrópolis que encontramos en Cartagena, y por la que ha sido objeto de esta entrada, es la Necrópolis de Torreciega. Este recinto funerario se situaba junto a la antigua Vía Augusta que unía Carthago Nova con Tarraco, que delimitaba con una orilla del antiguo Mar del Mandarache. En la orilla opuesta, se encuentra la dicha necrópolis de San Antón. La extensión de la Necrópolis de Torreciega no la sabemos con exactitud, puesto que está sepultada por el actual barrio de Torreciega.

El nombre de este barrio cartagenero, Torreciega, lo recibe de un monumento sepulcral romano llamado “Torre Ciega”. Esta torre, es uno de los monumentos sepulcrales romanos mejor conservados de España, además de ser también el más antiguo, puesto que su construcción se remonta al siglo I a.c.

Otra persprectiva de Torre Ciega. Se puede distinguir en el centro la inscripción

Otra persprectiva de Torre Ciega.

Observando esta torre, a simple vista, no contiene ni puertas ni ventanas y los materiales que utilizaron para su edificación son rombos de piedra oscura de origen volcánico. En el centro de uno de los frontales contenía una inscripción, actualmente ilegible, que decía “T.DI.P.F.COR.” traducido como “A Tito Didio hijo de Publio de la Tribu Cornelia”.

Este romano, Tito Didio, fue un procónsul de la España Citerior desde los años 97-93 a.c, encargado de la administración de la provincia. Durante estos años, su cometido fue derrocar a los celtíberos, que anteriormente fueron aliados de Roma, pero que, debido a la pobreza de éstos se sublevaron y fueron eliminados o esclavizados. Después de sus años de procónsul, Tito Didio se dirigió a Roma siendo uno de los legados romanos de Lucio César, Lucio Porcio Catón y Sila durante la “Guerra de los aliados”. Finalmente fue abatido poco después de la conquista de Herculano.

Urna funeraria y ajuares encontrados dentro del sepulcro de Torre Ciega.

Urna funeraria y ajuares encontrados dentro del sepulcro de Torre Ciega.

Circulan numerosas leyendas sobre este monumento, en las cuales hablan sobre grandes tesoros escondidos y pasadizos subterráneos que se comunicaba con el castillo de la Concepción. Hoy día no se ha encontrado ningún tesoro escondido, ni mucho menos un túnel subterráneo. Lo único que se ha encontrado dentro de esta torre han sido elementos funerarios, como urnas y elementos de ajuar. (se pueden ver en el museo de Arquelogía municipal de Cartagena.)

Torre Ciega antes de ser restaurada.

Torre Ciega antes de ser restaurada.

La torre fue restaurada a mediados del siglo XX, ya que se encontraba en condiciones lamentables. La última reforma que se realizó a este monumento fue en 1991.

Este preciado monumento ha pasado inadvertido durante muchos años sin que nadie supiera realmente su importancia, pero hoy día podemos pasear por la calle y ver un elemento tan simple como un monumento sepulcral haciendo referencia a lo que una vez fuimos; ciudadanos del Imperio Romano.

Os dejo aquí una pequeña entrevista que el periódico la Verdad le hizo al escritor Ernesto Ruiz Vinader tras la publicación de su libro “Necrópolis y Cementerios”.

BIBLIOGRAFÍA

  • AZNAR ACOSTA, Francisco. Historia gráfica de Cartagena. Murcia: La Opinión, S.A, 1993. 600p. 84.87759-16-5.
  • Región de Murcia Digital [en línea]. Torre Ciega. [Fecha de consulta: 15/05/2014].
  • Wikipedia [en línea]. Tito Didio. [Fecha de consulta: 15/05/2014]
  • Wikipedia [en línea]. Necrópolis. [Fecha de consulta: 15/05/2014]
  • Wikipedia [en línea]. Torreciega. [Fecha de consulta: 15/05/2014]
  • Wikipedia [en línea]. Torre Ciega. [Fecha de consulta: 15/05/2014]

Anuncios