El tesoro de la fragata española “Nuestra Señora de las Mercedes”; más vale tarde que nunca.

Exposición de las monedas de la fragata Las Mercedes en el ARQUA.

Exposición de las monedas de la fragata Las Mercedes en el ARQUA.

En esta entrada vamos abordar un tema bastante actual que atañe a la ciudad de Cartagena, hablamos de la fragata “Nuestra Señora de las Mercedes” y su rico cargamento lleno de monedas, entre otras.

El periodo histórico en el que situamos esta fragata data a finales del reinado de Carlos III (1756-1788) y principios de su sucesor, Carlos IV(1788-1808).

Esta fragata de guerra pertenecía a la Real Armada Española y fue botada en el arsenal de la Habana en 1788. El tiempo medio para realizar una fragata en este astillero era entre 7 y 9 meses. Durante ese año, en este “Real Astillero de la Habana”, encontramos otras embarcaciones de combate como la fragata llamada “Atocha” y el navío “San Pedro Alcántara”.

Fragata de la armada española en el siglo XVII. Fuente: todoababor.es

Fragata de la armada española en el siglo XVIII. Fuente: todoababor.es

La fragata Nuestra señora de las Mercedes, como muchas otras fragatas de esa época, se construyó según el “reglamento de maderas” de José Joaquín Romero y Fernandez de Landa. Contaba con 34 cañones, 26 cañones de 12 libras en la cubierta, seis de seis libras en el alcázar, y dos de seis libras en el castillo, aunque según el capitán Don José Manuel Goyca, en mayo de 1788, contaba con 38 cañones. La Popa era lisa y sin ningún tipo de tallas y los colores externos eran de color amarillo y negro y contaba únicamente una cubierta. Estas características las cumplían todas las fragatas. En 1790 se le añadió el forro de cobre. No se sabe si su mascarón de Proa era el león Rampante, como la mayoría de embarcaciones españolas, o el escudo de España.

Dejando de lado las características físicas de esta fragata, perfilemos su contexto histórico. En 1788, tras la muerte del rey de España Carlos III, le sucedió al trono su hijo Carlos IV no ejerciendo totalmente su poder como rey. Durante su reinado la política de España la llevaron una serie de ilustres personajes. Primero el Conde de Floridablanca, siguiéndole el Conde de Aranda y terminando con Manuel Godoy, el cual llevó casi a la totalidad la dirección del país. La mujer de Carlos IV, María Luisa de Parma también obtuvo gran poder político.

Durante esta época, España, aun contaba con la hegemonía de sus colonias Americanas y siendo una potencia mundial, aunque su decadencia era inminente. Francia acababa de pasar la revolución Francesa derrocando al rey Luis XVI y, alzándose mediante un golpe de estado, el poder lo tomó Napoleón Bonaparte. Inglaterra, al contrario, a finales del siglo XVIII emerge como una gran potencia política y económica.

Monedas de plata de la exposición del tesoro de las Mercedes según el lugar de acuñación en la colonias de América.

Monedas de plata de la exposición del tesoro de las Mercedes según el lugar de acuñación en la colonias de América.

En 1795 España firmó la Paz de Basilea con Francia debido a la penetración del ejército Francés a la península Ibérica reconociendo la República francesa de Napoleón. En 1796 Godoy firma el tratado de San Ildefonso con Francia con el fin de defender la América española de la marina inglesa y Francia obtendría el apoyo marítimo de España para conquistar Inglaterra. Durante unos años entraron en conflicto con Inglaterra firmando en 1802, Francia y España, la Paz de Amiens con Inglaterra.

España, tras la firma de Amiens, volvió a mantener el comercio con sus colonias de América. Tras una orden del primer ministro de Carlos IV, Manuel Godoy, el 30 de noviembre de 1802 se ordena que las fragatas Clara y Mercedes sean enviadas a Lima transportando efectos reales, y de regreso a España, trajesen todos los caudales de oro y plata que pudiesen juntar. Este tipo de comercio se solían hacer en embarcaciones de transporte, pero encontramos un Oficio entre Godoy y el secretario de Despacho de Marina, Domingo Grandallana, el 13-09-1802 solicitando al rey si esos caudales se transportarían en buques de guerra o en particulares, que por consiguiente, se decidió transportar en embarcaciones de guerra.

Bolsa de monedas de plata de 8 reales del tesoro de las Mercedes.

Bolsa de monedas de plata de 8 reales del tesoro de las Mercedes.

El 27 de febrero de 1803 las fragatas Clara y Nuestra señora de las Mercedes parten del puerto El Ferrol con destino a las colonias de Lima, Callao y Montevídeo como último destino tras haber realizado 66 días de navegación desde que partieron. Encontramos algunos informes de lo que contenía el cargamento de la fragata Las Mecedes. Contenía los caudales de oro y plata, 961 lingotes de cobre, 1139 lingotes de estaño, 20 sacos de lana de vicuña, cacao en rama, pieles de animales y plantas medicinales. El 9 de agosto de 1804 partieron desde Montevideo con destino al puerto de Cádiz las fragatas Santa Clara y Las Mercedes, además de las fragatas Fama y la Medea, designándose ésta última como buque insignia. Esta escuadra fue comandada por el Brigadier José Bustamante y Guerra.

Fuente: cultura.elpais.es

Fuente: cultura.elpais.es

A un día de regreso al puerto de Cádiz, el 5 de octubre de 1804, la escuadra española avistó a otras cuatro fragatas inglesas, de mayor porte, que en cuestión de minutos las interceptaron frente a la costa de Portugal. La escuadra inglesa estaba formada por las fragatas Medusa, Amphion, Lively, y su buque insignia, Indefatigable, al mando del comodoro Graham Moore.

Un portavoz procedente de la fragata Indefatigable informó a la fragata Medea que tenían orden de detenerlas y llevarlas a Inglaterra. Ante la negativa de Bustamante, la escuadra inglesa abrió fuego a la escuadra española manteniendo una batalla muy desigual para el bando Español. La fragata Nuestra señora de las Mercedes fue la única que no sobrevivió, una bala de cañón entró en el pañol donde depositaba toda su pólvora haciéndola explotar y ser posteriormente hundida. Las fragatas Santa Clara y la Medea también sufrieron grandes destrozos pero al final se rindieron. La Fama fue la única que intentó huir pero resultó ser en vano, fue capturada como las demás y llevadas al puerto de Plymouth.

Informe de bajas y de heridos de la escuadra de José Bustamante y Guerra.

Informe de bajas y de heridos de la escuadra de José Bustamante y Guerra.

El Brigadier José Bustamante y Guerra sobrevivió al encontrarse en la fragata La Medea que posteriormente, el 20 de octubre de 1804 informó de lo sucedido al ministro de marina Español. 269 muertes y 128 heridos españoles, en el bando inglés, sin embargo, el recuento fue de 2 muertes y 7 heridos.

Tras la violación del tratado de Paz, Carlos IV y Napoleón Bonaparte le declararon la guerra a Inglaterra, sumergiéndose en algunas de las más importantes batallas navales de la historia, como fue la Batalla de Trafalgar, que tras la victoria del Imperio Inglés, obtuvo la hegemonía de todo el Océano con su sofisticada armada .

Pintura de Auguste Mayer en 1836 sobre la batalla de Trafalgar.

Pintura de Auguste Mayer en 1836 sobre la batalla de Trafalgar.

La historia de nuestra fragata Las Mercedes no se queda aquí, sino que el 18 de mayo de 2007 la empresa norteamericana cazatesoros “Odyssey Marine Exploration” informó del hallazgo de un buque naufragado en aguas europeas con la extracción de nada más y nada menos que unas 600000 monedas y otros objetos importantes. Tras este expolio, el gobierno Español intentó justificar que el buque de guerra encontrado era Español. Tras varios años de búsqueda de información en los archivos españoles, como el archivo de Indias o el archivo General de la Marina, encontraron varios documentos sobre la construcción de esta fragata y las misiones que ésta había realizado. Así pudieron encontrar un documento en el Archivo General de la Marina en el que decía que la fragata Las Mercedes estaba realizando una misión de estado cuando por causas adversas fue hundido. Este documento fue una Real Orden del ministro de Marina a sus capitanes generales diciendo que se armara una escuadra para ir a las colonias americanas a por caudales. Gracias al Ministerio de Cultura, al Archivo General de Indias que documentó los datos sobre la carga de la fragata, el museo arqueológico nacional, la Guardia Civil, entre otras muchas instituciones, lograron al final ganar el juicio el 4 de junio de 2009 reconociendo que el buque expoliado es el de Nuestra señora de las Mercedes, perteneciendo intrínsecamente todas sus pertenencias al estado Español. El 25 de febrero de 2012 regresaron a España iniciando un proceso de investigación, restauración y reconstrucción de la historia de esta fragata y de su carga.

Os preguntaréis ¿qué tiene que ver todo esto con Cartagena? Pues bien, Cartagena ha ayudado a tratar este patrimonio subacuático devolviendo su legibilidad y interpretando mediante procedimientos de conservación las distintas monedas y objetos hallados de esta fragata. Debido al furtivo expolio que ha sufrido esta fragata, se ha perdido mucha información del cargamento de este buque Español acerca de la vida e inventario que relataba diariamente esta fragata desde sus inicios (1788) hasta su hundimiento (1804).

Museo Nacional Arqueológico de Cartagena. (ARQUA).

Museo Nacional Arqueológico de Cartagena. (ARQUA).

Actualmente podéis visitar este preciado tesoro en el Museo Nacional de Arqueológico Subacuática (ARQUA) en Cartagena, abierto al público y con acceso gratuito, muestra la exposición de unas 6000 monedas y otros objetos desde el 30-05-2014 hasta el 09-06-2014.

Con todo esto queda decir que el expolio destroza nuestro patrimonio histórico y elimina cualquier acto documental de la historia de la humanidad, pero hay casos como éste en el que ha servido para conocer un poco más sobre la historia que incumbe a tres potencias mundiales de finales del siglo XVII y comienzos del siglo XIX; España, Francia y Inglaterra.

Os dejo una galería con las fotos de la exposición del tesoro de Las Mercedes del ARQUA.

BIBLIOGRAFÍA:

Necrópolis de Torreciega; una “simple” torre.

Monumento sepulcral romano, Torre Ciega.

Monumento sepulcral romano, Torre Ciega.

Cartagena ha albergado, a lo largo de la historia, numerosas civilizaciones, y una de las que más riqueza cultural nos ha proporcionado ha sido el Imperio Romano. Podemos encontrar numerosas reliquias e incluso edificaciones, desde el teatro romano hasta una simple casa romana. Aunque no se ha investigado demasiado acerca de las edificaciones romanas en la ciudad, debido a que éstas se encuentran bajo la actuales edificaciones en uso, cada vez que se realizan obras en determinadas calles encuentran numerosos yacimientos arqueológicos provenientes del Imperio Romano. Por tanto, siempre nos queda la incertidumbre de cuál será el próximo descubrimiento en esta hermosa ciudad.

En Cartagena encontramos numerosas Necrópolis a las afueras de la ciudad. La palabra “Necrópolis” viene del griego y significa “ciudad de los muertos/cadáveres”. Las leyes del Imperio Romano, concretamente la tabla número X, prohíbe el sepulcro de los ciudadanos romanos dentro de la ciudad, por lo que todas o la mayoría de las Necrópolis las encontramos a las afueras de dicha y, generalmente, situadas a los lados de las vías romanas más importantes o cerca de las puertas de la ciudad.

Necrópolis tardorromana de San Antón. Fuente: panoramio.com

Necrópolis tardorromana de San Antón. Fuente: panoramio.com

En Cartagena, según el escritor Ernesto Ruiz Vinader, se encuentran un total de seis Necrópolis. La más importante, o por lo menos la más investigada, es la Necrópolis de San Antón que corresponde a la época de expansión del cristianismo en el Imperio Romano durante los siglos IV hasta el siglo VI. Actualmente se encuentra dentro del museo Arqueológico municipal de Cartagena.

Otra Necrópolis que encontramos en Cartagena, y por la que ha sido objeto de esta entrada, es la Necrópolis de Torreciega. Este recinto funerario se situaba junto a la antigua Vía Augusta que unía Carthago Nova con Tarraco, que delimitaba con una orilla del antiguo Mar del Mandarache. En la orilla opuesta, se encuentra la dicha necrópolis de San Antón. La extensión de la Necrópolis de Torreciega no la sabemos con exactitud, puesto que está sepultada por el actual barrio de Torreciega.

El nombre de este barrio cartagenero, Torreciega, lo recibe de un monumento sepulcral romano llamado “Torre Ciega”. Esta torre, es uno de los monumentos sepulcrales romanos mejor conservados de España, además de ser también el más antiguo, puesto que su construcción se remonta al siglo I a.c.

Otra persprectiva de Torre Ciega. Se puede distinguir en el centro la inscripción

Otra persprectiva de Torre Ciega.

Observando esta torre, a simple vista, no contiene ni puertas ni ventanas y los materiales que utilizaron para su edificación son rombos de piedra oscura de origen volcánico. En el centro de uno de los frontales contenía una inscripción, actualmente ilegible, que decía “T.DI.P.F.COR.” traducido como “A Tito Didio hijo de Publio de la Tribu Cornelia”.

Este romano, Tito Didio, fue un procónsul de la España Citerior desde los años 97-93 a.c, encargado de la administración de la provincia. Durante estos años, su cometido fue derrocar a los celtíberos, que anteriormente fueron aliados de Roma, pero que, debido a la pobreza de éstos se sublevaron y fueron eliminados o esclavizados. Después de sus años de procónsul, Tito Didio se dirigió a Roma siendo uno de los legados romanos de Lucio César, Lucio Porcio Catón y Sila durante la “Guerra de los aliados”. Finalmente fue abatido poco después de la conquista de Herculano.

Urna funeraria y ajuares encontrados dentro del sepulcro de Torre Ciega.

Urna funeraria y ajuares encontrados dentro del sepulcro de Torre Ciega.

Circulan numerosas leyendas sobre este monumento, en las cuales hablan sobre grandes tesoros escondidos y pasadizos subterráneos que se comunicaba con el castillo de la Concepción. Hoy día no se ha encontrado ningún tesoro escondido, ni mucho menos un túnel subterráneo. Lo único que se ha encontrado dentro de esta torre han sido elementos funerarios, como urnas y elementos de ajuar. (se pueden ver en el museo de Arquelogía municipal de Cartagena.)

Torre Ciega antes de ser restaurada.

Torre Ciega antes de ser restaurada.

La torre fue restaurada a mediados del siglo XX, ya que se encontraba en condiciones lamentables. La última reforma que se realizó a este monumento fue en 1991.

Este preciado monumento ha pasado inadvertido durante muchos años sin que nadie supiera realmente su importancia, pero hoy día podemos pasear por la calle y ver un elemento tan simple como un monumento sepulcral haciendo referencia a lo que una vez fuimos; ciudadanos del Imperio Romano.

Os dejo aquí una pequeña entrevista que el periódico la Verdad le hizo al escritor Ernesto Ruiz Vinader tras la publicación de su libro “Necrópolis y Cementerios”.

BIBLIOGRAFÍA

  • AZNAR ACOSTA, Francisco. Historia gráfica de Cartagena. Murcia: La Opinión, S.A, 1993. 600p. 84.87759-16-5.
  • Región de Murcia Digital [en línea]. Torre Ciega. [Fecha de consulta: 15/05/2014].
  • Wikipedia [en línea]. Tito Didio. [Fecha de consulta: 15/05/2014]
  • Wikipedia [en línea]. Necrópolis. [Fecha de consulta: 15/05/2014]
  • Wikipedia [en línea]. Torreciega. [Fecha de consulta: 15/05/2014]
  • Wikipedia [en línea]. Torre Ciega. [Fecha de consulta: 15/05/2014]

Manuel Ardil Robles; un escultor cartagenero de talla sobresaliente.

Autoretrato del escultor Manuel Ardil Robles.

Autoretrato del escultor Manuel Ardil Robles.

En este blog hemos hablado de un gran célebre escultor murciano, Francisco Salzillo, conocido en todo el mundo por las talantes obras que reprodujo sobre imágenes religiosas, pero ahora vamos ha hablar de otro escultor, esta vez cartagenero, que aunque no llegó a ser tan importante como otros escultores cartageneros, debido a una serie de acontecimientos que posteriormente iré comentando, ha dejado un gran legado cultural a esta hermosa ciudad, así como grandes discípulos a seguir en este grandioso don, la escultura.

Manuel Ardil Robles con los bustos de Wagner, Bethoven y Mozart.

Manuel Ardil Robles con los bustos de Wagner, Bethoven y Mozart.

Manuel Ardil Robles es oriundo de Cartagena, nacido el 22 de septiembre de 1910. Criado en el seno de una familia media, en 1927 trabajó en la Sociedad Española de Construcción Naval (Bazán), aunque en sus ratos libres fue cuando empezó a realizar sus primeras obras de arte sin apoyo de maestro alguno. Sus primeras obras fueron bustos en escayola y barro de personajes importantes o religiosas. Destacan un busto de Beethoven, Mozart, y un Cristo Yacente.

Como hemos mencionado anteriormente, este escultor no obtuvo el reconocimiento que se merecía, y esto se debe a los problemas subyacentes de la época; la Guerra Civil y la época de postguerra. Con 23 años,ingresó en la Armada llegando a ser uno de los mejores buzos de 2ª Clase aunque, por aquel entonces, dejó de lado todos sus dotes artísticos. Con el estallido de la guerra civil, Ardil fue herido tras un bombardeo cuando ejercía su profesión de buzo dejándole importantes secuelas. Por tanto, solo pudo trabajar en el ejército de tierra. Manuel Ardil se encontraba en el bando republicano y tras finalizar la Guerra Civil con la victoria del general Francisco Franco, Manuel fue perseguido durante algún tiempo ya que el actual poder político juzgaba a los excombatientes del lado contrario. Aunque en este caso, Manuel Ardil obtuvo la libertad en 1939, debido a que, como he mencionado anteriormente, realizó la obra escultural de un busto religioso, un cristo Yacente para la Casa de Misericordia, que fue quemado tras el asalto a los centros religiosos el 25 de julio de 1936.

Volviendo a la vida escultural de Manuel Ardil, no será hasta el año 1945 cuando proseguirá su sin fin de obras artísticas en su pequeño taller. Sus obras responden a un estilo barroco, levantino y salzillesco. Por aquel entonces había contraído matrimonio con Rita Pagán Meca y fruto de ésta, obtuvo cinco hijos. Durante este periodo, y en realidad la mayor parte de su obra artística, estuvo realizando también bastantes bustos de gente local de Cartagena.

Embarcación "Pescado" donde obtuvo Manuel Ardil el 2º premio.

Embarcación “Pescado” donde obtuvo Manuel Ardil el 2º premio.

En 1947, participó en el desfile nocturno de las veladas marítimas con la construcción de la embarcación “Pescado”, obteniendo el segundo premio a la mejor carroza. En ese año numerosas cofradías de Cartagena le encargaron varios trabajos esculturales.

Otras obras a destacar de este gentil escultor, son los cuatro santos y la “Quema de Judas”. Cartagena había perdido casi todas sus imágenes de santos realizados por Salzillo tras la quema de 1936, por lo que Manuel Ardil volvió a construir las imágenes de los santos “San Isidro”, “San Leandro”, “San Fulgencio” y “Santa Florentina” a semejanza de las de Francisco Salzillo. Respecto a la “Quema de Judas”, era un festejo que se realizaba al finalizar la Semana Santa a modo de desfile de carrozas, representando los siete Pecados Capitales, que en el final del recorrido, eran quemados a modo de falla. En 1950, Ardil construyó estas carrozas. No volvió a participar en este evento, ni ningún otro escultor cartagenero, debido a que el escultor murciano Antonio González Conte procedió a realizar las carrozas de los años posteriores. Otras carrozas diferentes que construyó, remontan a los años 1951, 1953 y 1955 en la fiesta de la “Batalla de Flores”

Inmaculada Concepción realizada por el escultor Manuel Ardil Robles. Fuente: cartagenaenlaactualidad.com

Inmaculada Concepción realizada por el escultor Manuel Ardil Robles. Fuente: cartagenaenlaactualidad.com

Otra obra que obtuvo gran prestigio fue, en 1954, la escultura de la inmaculada concepción, creada para alegorizar a la Inmaculada Concepción. Para su realización, Manuel Ardil, se basó en el boceto del pintor Rafael Puch López, y fue esculpida en piedra caliza. A partir de entonces, su labor como escultor constituyó principalmente a realizar bustos, muy conseguidos.

Manuel Ardil, fue un artista que destacó además por la cantidad de aprendices que fue dejando a su paso. Entre ellos destacan, “Cuco” López, José Luis Navarro, Juan Soler Cantó, y su hijo Manuel Ardil Pagán.

Cristo de la cofradía del Socorro realizada por el escultor Manuel Ardil Pagán con ayuda de su padre, Manuel Ardil Robles.

Cristo de la cofradía del Socorro realizada por el escultor Manuel Ardil Pagán con ayuda de su padre, Manuel Ardil Robles.

A partir de 1960, el ritmo de producción del escultor decayó. De está época el más importante es el Cristo del Socorro, realizado junto a su hijo Manuel. Durante estos años hasta su muerte el 5 de febrero de 1976, dejó de realizar grandes obras debido a que su hijo siguió con su legado y con una bastante producción escultural.

En resumen, Manuel Ardil Robles fue un escultor de postguerra, del que actualmente no escuchamos demasiado, el cual, a pesar de no haber realizado demasiadas obras y no haberse dedicado intrínsecamente a la escultura, colaboró con un importante patrimonio cultural recogido casi exclusivamente en la ciudad de Cartagena. 

Terminaré mostrando una frase que Carmen Conde le escribió a Manuel Ardil Robles en una carta de ánimo; “Hay que seguir trabajando y confiando en que alguna vez se podrá conseguir algo, muy poco siempre, de lo que se sueña y desea. Pero trabaja” 

Os dejo otras obras de Manuel Ardil Robles recogidas en el libro de Diego Ortíz Martínez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

BIBILIOGRAFÍA

  • ORTÍZ MARTÍNEZ, Diego. Manuel Ardil Robles, un escultor en la Cartagena de postguerra. Torre Pacheco: Grupo cultural TIERRA NUESTRA, 1999, 81p, ISBN: 84-930942-2-6.
  • Región de Murcia Digital [en línea]. Manuel Ardil Robles. [Fecha de consulta: 14/05/2014].

Noche de los museos de Cartagena; un día con mucho arte.

Cartel de la noche de los museos de Cartagena.

Cartel de la noche de los museos de Cartagena.

El día internacional de los museos se realiza una vez al año en numerosos países de todo el mundo, pero ¿sabéis dónde y por qué se crea este emblemático día?

La tradición de visitar los museos por la noche nace en 1977, en Berlín, por el Consejo Internacional de Museos (ICOM), obteniendo una gran aceptación social que, posteriormente numerosos países europeos y del resto del mundo no tardaron en seguir. En 2013, las ciudades participantes ascendieron a más de 120 repartidas por todo el continente europeo y otros países del resto del mundo. Se suelen realizar estos eventos cerca del 18 de mayo.

Un museo, según la RAE, es una “ Institución, sin fines de lucro, abierta al público, cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de los objetos que mejor ilustran las actividades del hombre, o culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos” De esta definición, cogemos las dos palabras compuestas de “abierta al público” y “sin fines de lucro”, y por tanto, un día al año, fines de semanas o incluso una semana entera, según el país que realice estas actividades, quedan abiertas estas instituciones para todo el mundo sin coste alguno de entrada.

La finalidad de este conmemorativo día es dar a conocer las colecciones museísticas de las diferentes instituciones de cada ciudad y poder conectar el público joven o adulto con la historia, la cultura y el arte.

No solo se abren los museos durante ese día, sino que también se realizan actividades culturales para todos los públicos o para públicos específicos, como conciertos, obras de teatro, exposiciones, realización de talleres, entre otras.

En Cartagena, la noche de los museos se realiza desde el año 2009, y desde entonces, los ciudadanos han ido participado activamente en las diferentes ediciones (pincha aquí para ver fotografías de ediciones anteriores). Todas las ediciones se mantienen en la misma línea, el evento empieza a las 10:00 y finaliza a las 2:00, por lo que las actividades se realizan en ese periodo.

Plano de Cartagena donde se sitúan todas las actividades y museos de la noche de los museos.

Plano de Cartagena donde se sitúan todas las actividades y museos de la noche de los museos.

Este año, el 17 de mayo de 2014, viene acompañado de numerosas actividades, en concreto 106, con el objetivo de superar los 63000 visitantes de la edición anterior. Además de los 17 museos y sus correspondientes salas de exposiciones, encontramos rutas guiadas por toda la ciudad, actividades al aire libre, visitas guiadas, obras teatrales, conciertos, entre otras. El único museo que no podrá abrir será el Museo de Arqueología Subacuática (ARQUA) debido a la organización de la exposición de las monedas obtenidas del barco de las “Mercedes”, aunque sí realizará algunas actividades. Otra actividad a destacar es el concurso de fotografía de la noche de los museos, en la que las mejores imágenes de la ciudad serán expuestas para que la puedan ver todo el mundo.

la-noche-de-los-museos

Fuente: museodeartistas.blogspot.com.es

Para los más pequeños también se han preparado numerosas  actividades.

Para la realización de este evento se ha contado con unos 200 voluntarios con el fin de dinamizar e informar a los visitantes. Para los visitantes que vengan desde otras comunidades o países, o incluso de la misma Cartagena, la Asociación de Hoteleros de Cartagena, han establecido precios fijos para todos los hoteles de la ciudad.

Por si no fuera poco, algunas líneas de la red de autobuses de Cartagena ampliará su horario habitual de transporte hasta las 3:00, con el fin de fomentar el transporte urbano.

Con todo lo dicho, ¿No te perderás este gran día de la ciudad de Cartagena y de sus habitantes?

Toda la información necesaria de la noche de los museos, así como su programación, está recogida en la propia web de este evento. (Pincha AQUÍ)

Os dejo algunas actividades y instituciones de otros países que también se suman a este evento;

Noche de los museos en Ámsterdam.

Noche de los museos en Buenos Aires.

Noche de los museos en Francia.

FUENTES:

Mina“Las Matildes”; un paseo por la sierra minera de Cartagena-La Unión.

Mina Las Matildes.

Mina Las Matildes. El edificio del fondo es la sala de máquinas, la estructura de hierro el castillete, y el tubo de hierro es donde se encuentra el pozo.

La sierra minera de Cartagena- La Unión fue uno de los yacimientos mineros más importantes de toda la península Ibérica. Esta explotación minera se remonta a la Edad Antigua, donde civilizaciones como los Cartagineses, a mediados del siglo III a.c, con el fin de abastecer los gastos militares de las guerras púnicas, explotaban esta rica tierra curtida de minerales. Tras la conquista del Imperio Romano en el año 209 a.c, Cartagena se convirtió en una de sus principales fuentes de plomo y plata de todo su imperio. Con las invasiones bárbaras y la posterior conquista musulmana decaerá la explotación minera en toda la sierra minera de Cartagena, que no será hasta el reinado de Felipe II, durante el siglo XV cuando se llevarán a cabo nuevas técnicas de explotación mineras y prospecciones de plata y plomo en la localidad de Alumbres y en el cerro del Sancti Spíritus, cerca de la bahía de Portman.

Pero estas explotaciones no alcanzarán todo su esplendor hasta el descubrimiento del filón Jaroso de Almagrega en 1839, desatando una fiebre de la plata en la comarca parecida a la del oro en el oeste americano. Este filón de Galena Argentífera fue uno de los más grandes a escala Europea, siendo España de los primeros explotadores de plata y plomo a nivel mundial durante el siglo XIX. Durante este siglo, el distrito minero de Cartagena, atrajo a bastantes trabajadores procedentes de otras comunidades autónomas y por consiguiente, aumentó la población local de la sierra. Tras la segregación de los pueblos de “El Garbanzal”, “Herrerías”, “Roche” y “Portman”, se creó un nuevo municipio con el nombre de “La Unión”.

La evolución del sector minero la podemos dividir en tres etapas; la primera (1842-1950) corresponde con un intenso laboreo y el desarrollo de pequeñas instalaciones mineras instaladas por toda la sierra minera y su correspondiente agotamiento del proceso. La segunda etapa pertenece a la recuperación sobre nuevas bases tecnológicas (1950-1980) y su última etapa, la caída de la minería.

A principios del siglo XX el sector se encuentra en declive dando el cierre de numerosas minas y la emigración de los desempleados. A esto le siguió la Guerra Civil donde la renovación tecnológica del sector minero era casi imposible.

Sobre de plomo del lavadero Solvella de la empresa Peñarroya, a decha del 13/04/1961.

Sobre de plomo del lavadero Solvella de la empresa Peñarroya, a decha del 13/04/1961.

A partir de 1950, el sector minero vuelve a tener un crecimiento económico debido a la presencia de la empresa multinacional Peñarroya, la cual incorporó tecnológica de los lavaderos de flotación diferencial para la obtención de plomo y cinc, y la explotación de grandes áreas a roza abierta para compensar los gastos de explotación. Pero durante este periodo minero, se acometieron grandes barbaridades medioambientales como la gran cantidad de tierras estériles, cerca de 315 toneladas, que dejaba a su paso la empresa minera para la obtención de minerales, y que con ráfagas de viento también ocasionaba problemas de contaminación atmosférica. A esto se le añade el vertido al mar entre 1957-1990 de 57 millones de toneladas de estériles mineros con elevadas concentraciones en metales en la Bahía de Portman.

Este crecimiento se verá truncado en los años 80 por el agotamiento de las reservas de minerales. Finalmente, en 1991, se detendrá la actividad minera en la sierra de Cartagena- La Unión.

Después de hablar sobre la historia de la sierra minera, vamos a centrarnos en las minas características de la zona:

Pozo de la mina Las Matildes. Tiene 225m de profundidad y 4m de diámetro.

Pozo de la mina Las Matildes. Tiene 225m de profundidad y 4m de diámetro.

El acceso a estas minas y su respectiva extracción se realizaba normalmente mediante pozos, con ayuda de diferentes tipos de maquinaria. Encontramos cuatro tipos de maquinaria que han ido evolucionando a lo largo del tiempo; primero, los tornos manuales, utilizándose en la fase de excavación de los pozos; para su utilización se necesitaban como mínimo dos personas. Otra maquinaria, los malacates, son tornos de gran tamaño y de eje vertical movidos por caballos. A partir de 1860, se introdujeron las máquinas de vapor. Estas máquinas accionaban un tambor giratorio de eje horizontal donde iba enrollado el cable o cinta de la que, a través de un castillete pendían los ascensores o jaulas. El último tipo de maquinaria que se encontraba en las minas eran las máquinas eléctricas. Éstas se introdujeron a partir de 1905 sustituyendo a las de vapor, eliminando la contaminación atmosférica que producían las chimeneas de carbón, además de ser más seguras y de más fácil manejo.

el beal

En El Beal, situado entre el municipio de la Unión y el estrecho de San Ginés y el Algar, encontramos decenas de minas en las que, principalmente, se explotaban manganesíferos y calaminas, en filones y en bolsas dentro de las calizas triásicas, que en profundidad, cambiaban a sulfuro de plomo y cinc. 

Maquinaria eléctrica de la mina Las Matildes. Fuente: regmurcia.com

Maquinaria eléctrica de la mina Las Matildes. Fuente: regmurcia.com

Las minas que más destacamos en El Beal, son la llamada mina “Las Matildes” y “La Mina Blanca”. En esta entrada nos vamos a centrar en la mina “Las Matildes”. Esta mina, se remonta a 1871 y su proceso se puede dividir en tres grandes etapas; la primera, correspondiéndose a sus orígenes, su objetivo es la obtención de plomo. Su maquinaria, en un principio, es de vapor, situada en la casa de máquinas llamada“la casa grande” moviendo las poleas de un castillete de madera, cuya finalidad era facilitar el trabajo de extracción del mineral y personal en los pozos mineros. Las fuentes de energía que consumían para esta maquinaria era el carbón o la madera, alimentadas por calderas con múltiples canalizaciones de agua. Contaban además con elevadas chimeneas para soltar el humo. También se encontraba un pozo de unos 225 metros de profundidad y 4 metros de diámetros que supuso la extracción de 2827 m3 de roca, lo que sirvió para la futura extracción de más materiales. Durante este periodo, se produjo una escasa producción de minerales al no encontrar grandes filones y por la abundancia de agua subterránea, debido a la estructura de la fosa tectónica característica de la zona. Por este motivo a partir de 1905, la mina se destinó al desagüe del agua.

Bomba de desagüe de la mina Las Matildes.

Bomba de desagüe de la mina Las Matildes.

Por tanto, la segunda etapa corresponde a la extracción del agua. El fin era posibilitar que otras minas de la zona pudieran extraer los minerales. A estas instalaciones, se le implementaron una segunda casa de máquinas, en la que la maquinaria para la extracción del agua ya no va a ser de vapor, sino que es movida por un motor eléctrico a 500 vatios y de potencia de 72 HP que accionaba la polea de un nuevo castillete de hierro de estilo modernista. No se sabe a ciencia cierta si fue el gran arquitecto Victor Beltrí, quien diseñó este gran artefacto, aunque si sabemos que fue construido por la empresa “La Maquinista de Levante” de la Unión. En la polea central, situada encima del pozo, cuelga la bomba de desagüe pudiendo ser arriada conforme descendía de nivel por el pozo sustrayendo el agua que, mediante canalizaciones, descansaba en grandes balsas con el fin de vendérsela a los agricultores. Debido a la crisis minera y al no poder ejecutar las obras previstas ante el estallido de la guerra civil, el bombeo de agua no llegó a ser tan efectivo como se esperaba llegando a ser pasto del deterioro, del expolio y finalmente, del olvido.

El pozo está protegido por un gigantesco tubo de hierro como medida de seguridad.

El pozo está protegido por un gigantesco tubo de hierro como medida de seguridad.

La tercera etapa de esta mina, concierne a su recuperación. Esta mina fue rehabilitada durante los años 2003 y 2005 por el proyecto JARA, cuyo resultado a sido la museización de esta pequeña mina, además de la restauración ambiental y paisajista de su entorno. Por tanto, esta mina restaurada acuña el nombre de “centro de interpretación de la mina Las Matildes”.

Aquí le dejo el contacto y la web oficial de este bonito museo lleno de historia cartagenera y de La Unión.

Les dejo además, unas pocas fotos de minerales hallados de la sierra minera.

Si está interesado en visitar este fabuloso paisaje minero, ten un cuenta una seria de cosas;

Fuente:  Folleto de la fundación minera, "visitar con seguridad el Patrimonio de la Sierra Minera de Cartagena- La Unión".

Fuente: Folleto de la fundación minera, “visitar con seguridad el Patrimonio de la Sierra Minera de Cartagena- La Unión”.

0068

Fuente: Folleto de la fundación minera, “visitar con seguridad el Patrimonio de la Sierra Minera de Cartagena- La Unión”.

BIBLIOGRAFÍA

CARTAGO Y CARTAGENA: nombres multiculturales.

Cuando hablamos de Cartagena o Cartago, podemos llegar a confundirnos al distinguir de qué ciudad se trata, pues encontramos numerosas ciudades con este gran nombre. ¿Nunca habéis buscado en Internet información sobre Cartagena y os ha salido Cartagena de Indias o Cartagena de España, entre otras muchas? En esta entrada vamos ha hablar de las diferentes y más importantes “Cartagenas” y “Cartagos” que encontramos en el mundo. Su nombre de origen y antecesor que dio nombre a la primera Cartagena del mundo fue Carthago.

Cartagena, España. Imagen aérea de Google Earth.

Cartagena, España. Imagen aérea de Google Earth.

Antes de hablar de estas ciudades,vamos ha hacer un recordatorio de los nombres que dieron diversas civilizaciones a la ciudad de Cartagena (España). La civilización más antigua que encontramos en esta ciudad, son las mastianos, los cuales dieron a la ciudad el nombre de Mastia. Esta ciudad fue conquistada por los Cartagineses, procedentes de la ciudad de Carthago, que la llamaron Qart-Hadast. 14 años más tarde, Roma conquistó la ciudad pasándose a llamar Carthago Nova. Con la reconstrucción de la ciudad por el Imperio Bizantino, tras la destrucción por los vándalos, pasó a denominarse Cartago Espartaria. Durante la invasión musulmana en la península Ibérica, la ciudad se asignó con el nombre de Qartayannat al-Halfa, y siglos más tarde, tras la reconquista de los cristianos, Alfonso de Castilla la llamó Cartagenia, la cual pasó a llamarse Cartagena. (Si queréis saber más acerca de este proceso de conquista, pasaos por mi otra entrada “¿Sabes qué civilizaciones estuvieron en Cartagena?”)

Recreación del puerto Cartaginés de la ciudad de Cartago, Túnez. Imagen sacada del blog http://www.traianvsnet.blogspot.com.es

Cartago, la antedecesora que da nombre a estas ciudades, fue fundada en el año 814 a.c en la actual Túnez. Esta ciudad, es considerada patrimonio histórico de la humanidad según la UNESCO en 1973, pues fue una civilización, que no solo albergó al gran Imperio Cartaginés, sino que también cuenta con otras civilizaciones tales como el Imperio Romano, que tras su reconstrucción llegó a ser la segunda ciudad más importante de dicho imperio. Los vándalos y el Imperio Bizantino también dominaron esta gran ciudad, hasta que por el año 705 los musulmanes la conquistaron. También encontramos al Imperio Otomano, el Imperio Francés bajo el control de Napoleón Bonaparte, y la alemana nazi por Adolf Hitler. Además, ha sido escenario de grandes batallas, como la Octava Cruzada en el año 1270 en la que murió el rey de Francia Luis IX, la conquista del legendario pirata Barbarroja y la invasión de las tropas españolas de Carlos V, entre otras muchas. Una gran ciudad con una gran historia.

Con todo lo dicho, vamos a nombrar las “Cartagenas” y “Cartagos” que encontramos a lo largo del mundo y cuál fue su fecha de fundación.

Ciudades que albergan los nombres de Cartagena y Cartago.

Ciudades que albergan los nombres de Cartagena y Cartago.

Las diferentes “Cartagenas” y “Cartagos” que encontramos en Centroamérica y Sudamérica datan, la mayoría, en el periodo histórico de colonización de América.

Encontramos:

Cartagena de Indias. Imagen sacada de la web www.megaconstrucciones.net

Cartagena de Indias. Imagen sacada de la web http://www.megaconstrucciones.net

Las Cartagenas de méxico: encontramos varias ciudades mexicanas con el nombre de Cartagena, pero las más importantes son dos; Cartagena del estado de Durango y Cartagena de Jalisco. Esta última se fundó en 1530 por el capitán español Pedro Almíndez Chirinos, del ejército de Nuño de Guzmán. Se llama así al estar situada al margen del río Cartagena.

Cartagena de Indias: se sitúa en Colombia, fundada en 1533 por el español Pedro de Heredia y independiente de España por el año 1811, que por su valentía, se le dio el nombre de “Muy Noble y Muy Leal Ciudad”. Ha sido declarada por la UNESCO patrimonío Histórico y Cultural de la Humanidad. Es la “Cartagena” con mayor población del mundo.

Cartagena del Chairá: se encuentra también en Colombia y se le llama así por situarse cerca de la laguna de Chaira.

Cartago valle del cauca: en Colombia también encontramos la ciudad de Cartago Valle del Cauca fundada en 1533.

Turrialba en Costa Rica. Imagen sacada de la web www.tripadvisor.es

Turrialba en Costa Rica. Imagen sacada de la web http://www.tripadvisor.es

Nueva Cartago de Costa Rica: esta provincia y capital se fundó en 1563.

Cartagena de Chile: fundada en 1615 y caracterizada en ser una ciudad balneario. El nombre se lo proporcionó Juan de Cartagena, biznieto del capitán Luis de Cartagena.

Cartagena de Cuba: se fundó en 1678.

Cartagena de Perú: fundada en 1690.

Cartagena de Honduras: se fundó en 1698.

Cartagena de Filipinas: fundada en 1880 por algún español de la familia Echevierra y Luzuriaga llamándolo Hacienda Cartagena en memoria de su lugar de nacimiento en España. Se encuentra en la isla de negros.

En América del Norte en cambio, la mayoría de las ciudades con este nombre aparecen como “Cartagos” a excepción de una Cartagena. Por lo general, los nombres de estas ciudades provienen de la primitiva Carthago, aunque en algunos casos, encontramos algunas referencias a la Nova Cartagho procedente de España. Además, el nombre viene dado por los primeros pobladores procedentes de alguna Cartago de otro estado americano.

Cartago de Maine: se fundó en 1800, cuyo nombre se debe a la ciudad originaria Cartago de Túnez.

El "monumento de los soldado" en la ciudad de Cartago en New York. Imagen sacada de la web www.northcountryfolklore.org

El “monumento de los soldados” en la ciudad de Cartago en New York. Imagen sacada de la web http://www.northcountryfolklore.org

Cartago de New York: fundada en 1803.

Cartago de Tennessee: fundada en 1803 y designada como “Town of Carthage” en el año 1904.

Cartago de Kentucky: es una pequeña población situada en el condado de Campbell, conocida como Cartago en 1814.

Cartago de Carolina del Norte: pequeña población llamada Cartago a partir del año 1818.

Cartago de Indiana: fundada en 1834 por aventureros procedentes de Carolina del Norte en busca de fortuna. Actualmente es un terreno industrial.

Cartago del Mississippi: originalmente se llamaba Leakesville, pero un habitante del pueblo la denominó Cartago en 1837 al ser oriundo de Cartago del estado de Tennessee.

Cartago de Illinois: se fundó en 1837 pero no fue del estado de Illinois hasta 1883.

Carthagena de Ohio: poblado muy pequeño fundado en 1840.

Cartago de Missouri: ciudad fundada en 1842, y es la Cartago americana más importante por su mayor población.

Cartago de Texas: construida en 1848 por el Mayor Holland nacido en la Cartago del estado de Mississippi.

Cartago de Dakota del Sur: fundada en 1882 por Frank B. Ward nacido de la ciudad de Cartago de New York.

Cartago de Nuevo México: fundada en 1903. Su nombre hace referencia a la Cartagena española por su relación minera.

Cartago de Arkansas: fundada en 1905 en el condado de Dallas.

Cartago de California: la ciudad se fundó en 1919 por la Alkali compañía, pero actualmente solo queda un pequeño asentamiento en Owens Lake.

No solo encontramos “Cartagenas” y “Cartagos” procedentes de ciudades o pueblos, sino también accidentes geográficos, tales como cordilleras, ríos, montañas, etc…, además de numerosas calles por todo el mundo. Colombia es el país donde alberga el mayor número de “Cartagenas” del mundo.

¡Así que tened cuidado cuando preguntéis por Cartagena o Cartago, podrían conduciros a casi cualquier parte del mundo!

BIBLIOGRAFÍA:

  • BELTRÁN, Antonio. Acerca de los nombres de Cartagena en la edad antigua. 1989. [Fecha de consulta: 21/04/2014].
  • GÓMEZ, Javier. Las ruinas de Cartago en Túnez [en línea] [ref. de 9 de octube 2008] [Fecha de consulta: 21/04/2014].
  • MARTÍNEZ, Carmelo; HENARES Francisco y SÁNCHEZ Ramona. Cartagenas y Cartagos del Mundo. Cartagena: toppo-gráfico, 1990. 95 p.
  • RUIZ NAVARRO, Francisco. Las Cartagos y Cartagenas ultramarinas: otras Cartagos, otras Cartagenas, otros Cartageneros. Cartagena: Ayuntamiento de Cartagena y Fundación “Mastia”, 2002. 359p. ISBN: 84-87529-73-9.
  • SOLER CANTÓ, Juan. La historia de Cartagena. 2º edición. Murcia. 1999. 188 p. 84-930322-1-2.

FUENTES PARA IDENTIFICAR CADA CIUDAD:

ORIGEN DEL CALDERO CARTAGENERO

 

Muchos habréis podido degustar este singular plato gastronómico característico de Cartagena y el Mar Menor, pero ¿sabéis de dónde vino este manjar? ¿y cuál fue su origen? Pues bien, esta entrada va a ir un poco más allá de su simple receta.

IMG_3712

Caldero cartagenero. Imagen sacada del blog elpucherodeelena.blogspost.com.es

guilin-rice-terrace10

Plantación de arroz en Indochina. Imágen sacada del blog edpchina.blogspot.com.es

El principal ingrediente de esta comida es el arroz. El arroz, en España, es el segundo cereal más consumido detrás del trigo, por lo tanto encontramos numerosos platos con este ingrediente tan esencial para los españoles. El arroz, según la RAE, es una “planta anual propia de terrenos muy húmedos, cuyo fruto es un grano oval rico en almidón”. Concretamente apareció como planta alimenticia en Indochina, hacia el año 3000 a.c. Desde Indochina se propagó su cultivo a China y estos a su vez lo exportaron a otros países como Corea, Japón, India y Filipinas. La expansión del arroz en Asia occidental la propició el Imperio Persa que lo conocieron a través de los contactos comerciales que mantenía con China. Durante esta época, tras la invasión de Alejandro Magno de los territorios del Imperio Persa, dio a conocer este singular ingrediente a los habitantes de dicha zona, pero en Europa no se llegó a popularizar puesto que el trigo lo suplantaba. En época Helenista, en lo que conocemos con territorio europeo, se utilizaba el arroz para hacer pan o dulces, pero no logró tener una gran aceptación. En España se introducirá durante el siglo IX por los agricultores y cocineros árabes, así contemplamos la historia del arroz a nivel mundial.

Otro de los ingredientes de este plato es el pescado. Encontrándonos en una ciudad costera, dónde el trabajo de pescador era muy común, es normal que hoy día conozcamos una buena variedad de platos típicos en los cuales la base era y es el pescado. Durante el siglo XV hasta principios de los XX el pescado era considerado de clase proletaria, por lo que la economía de una familia de pescadores era bastante escasa. Como sabemos, el pescado es un producto perecedero, el cual, por aquella época solo se podía consumir, casi exclusivamente, en la costa y alrededores. En las zonas de interior se consumían pescados procedentes de ríos. Esto cambió con la aparición del hielo y más tarde, la refrigeración para poder degustarlo fresco. También ayudó la velocidad de transporte al introducir el ferrocarril en la península.

Si hablamos de platos de arroz marinero obtenemos dos antecedentes de los que los cartageneros bebieron para llegar a la maravillosa receta original del caldero. Estos proceden de la Región Valenciana; el arroz a banda y el arrosejat, entre otros, que, utilizando ingredientes similares, se preparan de forma diferente.

La Manga en estado natural.

La Manga en estado natural.

No se sabe si el caldero se originó en Santa Lucía o en el Mar Menor, pero lo que si sabemos es que  los pescadores tampoco consumían los mejores pescados, puesto que estos los vendían quedándose aquellos pescados no aptos para vender. Es por ésto, que para mayor provecho de las “sobras” de pescado, consumían por un lado el pescado, guisándolo, y en ocasiones acompañándolo de patata, para después, de forma independiente, hacer el arroz con el caldo procedente del guiso. De este modo el plato se solía dividir en dos; por un lado el pescado y por otro el arroz.

0063

Puerto de Cartagena a mediados del siglo XIX.

Encontramos dos tipos diferentes de calderos, el caldero de Santa Lucía y el caldero del Mar Menor o de Cabo de palos. El resultado es parecido, pero no igual. Los pescadores de Santa Lucía, al tener barcos más grandes que los del Mar Menor, salían a pescar a la mar, aunque no solían alejarse demasiado de su puerto, aunque sí que podían estar fuera de casa dos o tres días. Comer a bordo del barco no era algo inusual, por lo que en el pañol (bodega) los suministros eran muy simples; aceite, cebollas, tomates, ñoras, ajo, patatas, arroz, sémolas, fideos, pan, sal, entre otros. Por tanto, de estos ingredientes se solían sacar tres platos típicos de pescadores; el caldero, la sémola y el pescado azul con fideos.  Los pescadores del Mar Menos, sin embargo, al navegar por un área geográfica mucho más pequeña, no tenía la necesidad de pasar ni tan siquiera un día fuera de casa. Generalmente comían en sus hogares y, por lo tanto, los métodos culinarios eran diferentes.

arros-caldero-300x256

Caldero con el pescado aparte y con alioli. Foto sacada de la web cocinaiberica.com

A la hora de tratar el pescado, en concreto en la elaboración del caldero, entre estas dos clases de pescadores hay una clara diferencia. En Santa Lucía, el pescado utilizado en el caldero constituía un plato más, por lo que también se solía hervir con patatas. En cambio, en el Mar Menor, el pescado solo se utiliza para darle más sabor al arroz, por lo que el pescado suele quedar exprimido, leñoso e incomestible y por lo tanto, después de esto, desechado. Tras esto podemos comprender que en Santa Lucía se usaba un pescado de más calidad, mientras que en el Mar Menor la calidad del pescado era menor ya que solo se utilizaba de él su jugo.

0060

Foto aérea de Cabo de palos cuando apenas había población.

Podemos encontrar una variedad dentro del caldero del Mar Menor, y es el conocido caldero de Cabo de Palos. La distinción es simple; el caldero de Cabo de Palos, a pesar de utilizar el mismo método que el del Mar Menor (exprimir el jugo del pescado y después desecharlo), utilizaba pescado de calidad, en puesto de uno dedicado para las sobras, como pasaba en el caldero típico de Santa Lucía. Es por esto que los consumidores de este tipo tan específico de caldero eran aquellos con cierto poder adquisitivo.

Entre estos dos tipos de calderos, el caldero del Mar Menor (o de Cabo de Palos) ha sido constituido como el “oficial”  frente al caldero de Santa Lucía, pues, los burgueses del Mar Menor y Cabo de Palos, a su llegada durante el siglo XIX, elevaron a categoría de plato típico regional su caldero, dándolo a conocer por toda España. La llegada de los burgueses también dio paso a una serie de cambios en la receta original, como por ejemplo, que el pescado que se sirve después del arroz no sea el mismo con el que se cocina el caldero. Otra variedad, aunque no tan habitual, es el uso de langostinos, procedentes del Mar Menor, como ingrediente junto al arroz.

Actualmente, el tipo de pescado que se suele utilizar es pescado de roqueo (morralla), en el que se pueden distinguir gran variedad de especies. Los pescados más grandes que se suelen usar, son el mújol, la rascasa o la gallineta. Normalmente se suele sustituir el mújol por la dorada debido a la escasez de buenos ejemplares de mújoles, además de que la dorada es más económica que el mújol, aunque no deja el mismo sabor que el éste.

Caldero del Mar Menor, el cual el caldero se colgaba desde una estructura con tres palos y el arroz y el pescado se cocían  con leña. Foto tomada del blog cagnasyspritz

Caldero del Mar Menor, el cual el caldero se colgaba desde una estructura con tres palos y el arroz y el pescado se cocían con leña. Foto tomada del blog cagnasyspritz.blogspot.com.es

 

El recipiente donde se hace este plato, y que también le da el nombre, es el caldero. La RAE lo define como “caldera pequeña de suelo casi semiesférico, y con asa sujeta a dos argollas en la boca”.

Hemos estado hablando de los ingredientes principales del caldero; el arroz y el pescado, pero también encontramos otros ingredientes secundarios. Estos son; ñoras, que en el caldero del Mar Menor se suele echar una por persona y en el de Santa Lucía dos por comensal. Tomates, ajos, aceite, sal y agua. Esos son los ingrediente básicos que se necesita para realizar un buen caldero.

Para complementar la entrada, os dejaré varias recetas donde os explican cómo realizar un buen caldero, porque como bien sabemos, cada receta tiene su “miga”.

Caldero cartageneropor regmurcia.com

Caldero cartagenero por marmenor.wordpress.com

Caldero cartagenero por paperblog.com

Caldero cartagenero por lazyblog.net

Variante del caldero tradicional sacado del libro "gastronomía de Cartagena II"

Variante del caldero tradicional sacado del libro “gastronomía de Cartagena II”

¡No olvidéis echarle “alioli” a vuestro arroz!

BIBLIOGRAFÍA

  • ASOCIACIÓN DE AMAS DE CASA DE LA PALMA. Gastronomía de Cartagena II: 249 recetas y breve Historia de la Gastronomía en la Comarca de Cartagena. Cartagena: Editorial Corbalán, 2006. 152 p, ISBN: 84-934299-6-1.
  • AZNAR ACOSTA, Francisco. Historia gráfica de Cartagena. Murcia: La Opinión, S.A, 1993. 600p. 84-87759-16-5.
  • PASTOR, Eugenio. El libro del caldero: más cuarenta recetas de arroz con pescados. Cartagena: Agua, 2005. 143 p, ISBN: 84-88016-20-4.
  • MARTÍNEZ PASTOR, Eugenio. Gastronomía de Cartagena: segunda edición corregida y aumentada a 160 recetas. Cartagena: Fundación Emma Egea, 1995. 117 p, ISBN: 84-921024-0-3.

 

MOLINOS DE VIENTO CARTAGENEROS; algo más que simple maquinaria

No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos” Con este proverbio Holandés empezaremos a hablar de los molinos de viento.

SONY DSC

“Molino de la Cerca” en Santa Ana, Cartagena.

La definición de lo que es un molino, según la RAE, es una “máquina para moler, compuesta de una muela, una solera y los mecanismos necesarios para transmitir y regularizar el movimiento producido por una fuerza motriz, como el agua, el viento, el vapor u otro agente mecánico”.

Pero antes de utilizar este artefacto, se han utilizado diferentes técnicas y herramientas para llevar a cabo estos procedimientos. Ya por el Neolítico, se utilizaba el “molino abarquillado” que consistía en machacar con una losa de piedra los granos de trigo por un rodillo de piedra que se movían hacia delante y hacia atrás, según la dirección que desempeñaba el agricultor, aunque este “molino abarquillado” no puede considerarse una máquina. [foto molino abarquillado] La siguiente técnica más relevante data por el año 2000 a.c formando la primera actividad del principio de la “moción circular”, explicada por el antropólogo, historiador y escritor Caro Baroja. La primera aplicación de este principio que encontramos es el molino de mano denominado la “molineta”, usada para hacer la harina y que su uso no se generalizará hasta la época helenista. Las variaciones y perfeccionamientos técnicos posteriores en los molinos afectarán a la naturaleza de las fuentes de energía utilizadas y al mecanismo de impulso, pero el sistema de trituración no cambiará hasta la aparición de los rodillos o cilindros a mediados del siglo XIX.

Centrándonos en los molinos de viento, no encontramos una única teoría acerca del origen y procedencia de los molinos tal como hoy los conocemos. Las mas importantes son tres; las que defienden que los griegos, en la Edad Antigua, inventaron los molinos aunque no se haya encontrado ningún texto clásico que aluda a ello; los que creen que lo inventaron los musulmanes en la Edad Media, los cuales lo introdujeron a Europa; y por último los que piensan que los molinos fueron inventados en el siglo XII en Europa Occidental.

Dependiendo de cada zona, encontramos una gran variedad de molinos de viento.

Encontramos molinos ingleses, molinos de Europa, es decir, noroeste, centro y sur de Europa, molinos mediterráneos y molinos de viento Portugueses.

0041

En esta entrada hablaremos por encima de los molinos de viento mediterráneos ya que derivan a los molinos cartageneros. Según Kruger, los Molinos Mediterráneos se clasifican en tres tipos dependiendo de las formas de las aspas; 1-Los que llevan un eje atravesado por cuatro pares de varas, que sostienen cuatro velas triangulares. 2- Los que llevan un eje que sostienen cuatro aspas, compuestas cada una de una vara central, dos vergas laterales, paralelas a aquella y ocho travesaños. Además sus velas son rectangulares y su techo es giratorio dependiendo de la orientación del viento. 3- Los que llevan un eje que sostienen cuatro aspas, con una vara central, cuatro o seis vergas laterales y paralelas a la susodicha vara, con quince o más travesaños, y sus velas son triangulares largas y estrechas.

El primer tipo de molino es el característico de Cartagena.

Ubicación de los molinos en Cartagena recogidos en el periódico-boletín de la a.v.v de Santa Ana el 4 de enero del 2000

Ubicación de los molinos en Cartagena recogidos en el periódico-boletín de la a.v.v de Santa Ana el 4 de enero del 2000.

Encontramos una canción popular que alude el aspecto, tanto interno como externo, del los molinos de viento. Se llama “Las piezas del molino”. (Para poder entender la terminología les dejo un anexo del vocabulario terminológico del molino de viento cartagenero recogido en el libro “Antología de los molinos de viento” de Carlos Romero Galiana.)

"Molino Huertecica o del Pollo" de tipo arcaduces en la actualidad. Aún conserva la noria.

“Molino Huertecica o del Pollo” de tipo arcaduces en la actualidad. Aún conserva la noria.

Tiene el molino de viento,

torre, marrano y su guía

tienen rueda y puntería.

Las colañas no las cuento;

tiene también cuatro madres,

y para que le acompañe,

tienen ocho cabezuelos.

Antes de llegar al suelo,

tienen la rueda terrera,

y, para que esté más ligera,

un poco de sebo le ponen.

Cuenta con cuatro camones

manteniendo el chapitel

y dos han de mantener,

eje, fuéllega y rabote;

y, para que no se alborote tienen masa, faja y freno.

 

Molino de viento tipo arcaduces en la población de Molinos Derribao.

Molino de viento tipo arcaduces en la población de Molinos Derribao.

Tiene riestra y crucero,

tiene torre y su canal,

dos cilindros y un puntal,

la linterna y la lavija.

 

Y con esta razón fija

poco a poco voy yo viendo

que tié dos piedras moliendo

su botalón y su arbolete;

sus ocho palos, sus frailes

y además su caballete

tié su cuello y su repuente

y por el decir de la gente

le pusieron su velaje

su alivio y su cordelaje.

 

Y digo a mi corazón

que todas las piezas son

para el arte necesarias,

mas formando una sumaria,

que la del torno es la mejor.

Dentro de los molinos cartageneros encontramos cuatro tipos diferentes de molinos según su uso.

Primero, encontramos el tipo harinero cuya finalidad es la molienda de cereales, situado en zonas amplias y libre de edificaciones. Su infraestructura es de piedra caliza. Se caracteriza por ser cilíndrica y su diámetro interior va aumentado conforme se sube de altura. Poseen además tres plantas.

Otro tipo es el de arcaduces, en el que su objetivo no es otro que el de sacar agua de pozos para convertir tierras de secano en tierras de regadío, construidos sobre un andén para que el agua caiga a la balsa. Poseen unas balsas anexas al andén. Encontramos dos variedades; los molinos con pozo y rueda de arcaduces en el exterior de la torre, es el más común; y los molinos con pozo y rueda de arcaduces en el interior de la torre, son bastantes escasos.

Por último encontramos el tipo salinero dividido en dos clases diferentes. Una la de triturar la sal, su parte exterior es igual a la del tipo harinero variando únicamente su mecanismo, y otra variedad es la de pasar el agua del Mar Menor a los calentadores de las salinas. Se pueden encontrar con un tímpano o con dos tímpanos.

Tipología de los molinos de viento cartageneros recogidos en el libro "antología de los molinos de viento".

Tipología de los molinos de viento cartageneros recogidos en el libro “antología de los molinos de viento”.

Folleto de la asociación de vecinos de Santa Ana explicando las partes de un molino de viento.

Se distinguen dos etapas del auge del molino cartagenero; la primera corresponde al siglo XVIII por el incremento de la población civil y militar cartagenera y la creación de numerosas estructuras militares, como el Arsenal Militar, amurallamiento y fortificaciones defensivas. Por el año 1755, Cartagena, contaba con 74 molinos de viento .La segunda etapa abarca desde el último tercio del siglo XIX hasta la segunda década del siglo XX, en el que se popularizó el molino de arcaduces. Con la electrificación del medio rural, que se inicia en 1957, irán desapareciendo los molinos de viento. Según el censo de los molinos de viento del término municipal de cartagena en 1973, del ilustre Carlos Romero Galiana, encontramos en total 154 molinos de viento.

 

page 3

Molino de viento en la población de Santa Ana. Solo conserva la torre y la zona de la balsa.

Actualmente la mayoría de los molinos de viento cartageneros se encuentran en mal estado de conservación, aunque cada vez más se están restaurando, únicamente la parte exterior. Contamos, sin embargo, con Molinos harineros bien conservados, como el molino de Zabala en Perín funcionado actualmente, y otro muy bien conservado también, tanto la maquinaria interior y exterior es el de la Tía Jarapa en Cuestablanca. También podemos encontrar un par Molinos de arcaduces en Cartagena restaurados; el de la Cerca en Santa Ana y el de Pedro de las Casicas en La Puebla.

Galería de fotos del molino “Lo Negrete” situado en San Félix. Este molino de viento de arcaduces se creó en el año 1912 y aún conserva su mecanismo interior, aunque se encuentra bastante estropeada la parte externa.

Os dejo otra galería de fotos del molino restaurado de “la Cerca” en Santa Ana, tanto por dentro como por fuera, y el folleto de inauguración de dicho molino. Este molino de viento de tipo arcaduces se creó en 1890 y se rehabilitó en 1999 por el ayuntamiento de Cartagena.

 

Vídeo donde se puede ver en funcionamiento un molino de viento cartagenero:

 

Terminaremos diciendo que los molinos de viento Cartageneros forman parte del patrimonio artístico-cultural de nuestra ciudad. Por desgracia han caído en el olvido y conforme vayan desapareciendo, nos daremos cuenta que un molino no solo embellece el paisaje rural, sino que forma parte de la historia de una ciudad milenaria como es Cartagena.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • AGÜERA PAREDES, Catalina. El molino cartagenero y su técnica. Murcia: Ediciones Mediterráneo, 2000. 166p, ISBN: 84-85856-82-1.

  • FRANCISCO JOSÉ MARTÍNEZ LÓPEZ, Francisco José; AYUSO GARCÍA Maria Dolores y GARCÍA DÍAZ Isabel. El molino de viento en Cartagena durante el siglo XVIII. Región de Murcia Digital [en línea]. p 129-160 [Fecha de consulta: 17-04-2014].

  • Periódico-Boletín de la a.v.v de Santa Ana. 2000, año 3, n. 4.

  • ROMERO GALIANA, Carlos. Antología de los molinos de viento: Cartagena Siglo XXI. Cartagena: Editorial A. Corbarán, 2003, 128p, ISBN: 84-933047-0-0.

  • SAURA MIRA, Fulgencio. Aspecto etnológico de los molinos de viento del campo de Cartagena: su necesidad de recuperación. Revista Cangilón [en línea]. 1987, vol.2, p 18-30 [Fecha de consulta:17-04-2014].

 

 

“TIERRA, TRÁGAME” inundación del 29 de septiembre de 1919

 

Antes de hablar de esta gran catástrofe del año 1919, hablaremos, muy por encima, de otras inundaciones anteriores a ésta y las causas por lo que ocurrió dicha inundación.

0023

La única referencia que tenemos sobre inundaciones de Cartagena en la Época Antigua, es la sufrida en el año 47a.c conocida como la riada de “Julio César” que afectó, según Arévalo 1967, a la provincia de Murcia y sur de Alicante. Cartagena, por esta época, no era muy propensa a tener inundaciones ya que su población se situaba en zonas elevadas.

Otras inundaciones importantes que se produjeron en Cartagena se originaron en los siglos XVI, XVII, XVIII, y XX debido al auge urbanístico provocado en las zonas urbanas con mayor peligro de inundación. En el siglo XVIII se desvió la rambla de Benipila, que desembocaba en el antiguo mar de Mandarache, hacia la Algameca Chica. Tras esto, en la desembocadura del mar Mandarache se construyó el Arsenal militar, formando la laguna del Almarjal. Al verter en ella las basuras y letrinas, además de desaguar los vertidos procedentes de las fábricas y las minas, fue convirtiéndose en una zona pantanosa y un foco de enfermedades tales como la malaria. Se dice que la esperanza de vida cartagenera, durante los años 1884-1894, era de 23 años. “Las campanas continuamente tocaban a difunto, por las calles no se veían más que cadáveres, luto, malos semblantes y cortinas negras”

0026

Inundación de 1919. El bloque de edificios que se avispa en la esquina superior izquierda es el antiguo edificio de la ONCE, y al fondo las dos chimeneas de la Fábrica de la Luz.

A principios del siglo XX se llevó a cabo el plan de Ensanche y urbanización de la laguna del Almarjal. Las inundaciones que se producirán posteriormente serán debidas al desbordamiento de la rambla de Benipila, las cuales se irán repitiendo con cierta frecuencia al no desecarse totalmente la laguna del Almarjal. Se desecó definitivamente en la década de 1930.

Como hemos mencionado anteriormente, durante el siglo XX se produjeron numerosas inundaciones, pero la más catastrófica y conocida fue la del 29 de septiembre de 1919. Sobre las 19:00 comenzó la lluvia. Según los periódicos “ECO” y “LA TIERRA” escribieron el 05/09/1919 y el 03/09/1919 respectivamente: “Porque, aunque parezca mentira, la causa de la inundación que sufrimos no ha sido sino la desvergonzada, personalísima y criminal administración municipal que hemos venido aguantando durante tantos años. Todos esos terrenos bajos de extramuros tenían su desagüe natural por cauces bien conocidos, especialmente por el ancho y profundo de la Anguililla, que, cruzando el Almarjal de levante a poniente, iba a confluir con la Rambla de Benipila, hacia el natural desagüe de la Algameca. Pero combino a intereses particulares edificar sobre la Anguililla y tales empleados prepotentes y tales alcaldes imbéciles se cruzaron de brazos y hacer, a pesar de la evidencia del peligro, y por si esto no era bastante, el contratista de un derribo de un cuartel, que dio con un alcalde amigo, teniendo la Anguililla a mano, fue echando los escombros sobre el cauce y la cegó en un proyecto de centenares de metros. En ellos tuvo el contratista la ventaja de algunas pesetas. El alcalde, no sabemos que satisfacción o ganancias, y Cartagena un daño enorme: el de la actual inundación”

En la parte izquierda se ve al antiguo ayuntamiento de Cartagena alcanzado por el agua en la inundación del 29/08/1919

En la parte izquierda se ve al antiguo ayuntamiento de Cartagena alcanzado por el agua en la inundación del 29/09/1919

Poniendo de referencia al Antiguo Ayuntamiento, el agua llegó hasta la mitad de la altura de las columnas imposibilitando su acceso hasta ocho días después de la inundación. Los ciudadanos utilizaban botes para poder trasladarse por la ciudad, pues el nivel del mar había subido de dos a tres metros. Todos los almacenes y tiendas de las calles del Carmen, Puertas de Murcia, Mayor y otras igual de importantes, quedaron devastadas, arrastrando sus contenidos por las calles de la ciudad. El problema de una inundación, además del agua limpia o con barro, es todo lo que arrastra a su paso.

Antiguo Ayuntamiento en la inundación de 1919

Antiguo Ayuntamiento en la inundación de 1919

Después de esta gran inundación le siguieron otras como la de octubre de 1942 y 1950 dejando a su paso una gran cantidad de barro. Como solución a futuras inundaciones se construyó un alto dique de defensa en los recodos de la rambla de Benipila.

Lista de calles afectadas por la inundación del 29/09/1929 con altura máxima alcanzada en cada calle.

Lista de calles afectadas por la inundación del 29/09/1919 con altura máxima alcanzada en cada calle.

Aquí les dejo mas imágenes de la inundación del 29 de septiembre de 1919 sacadas del libro “Historia Gráfica de Cartagena”

0025

Vista de la riada del 29/09/1919

Entrada a la feria en el actual paseo del puerto de Cartagena.

Entrada a la feria en el actual paseo del puerto de Cartagena tras la inundación del 29/09/1919.

Actual Plaza de José María Artés, anteriormente llamada "Plaza de las Monjas"

Actual Plaza de José María Artés, anteriormente llamada “Plaza de las Monjas” tras la inundación del 29/09/1919

Acceso a la plaza del antiguo ayuntamiento mediante barcas.

Acceso a la plaza del antiguo ayuntamiento mediante barcas en la inundación del 29/09/1919.

Inundación de la calle de Osasuna el 29/09/1919.

Inundación de la calle de Osasuna el 29/09/1919.

Evacuación de ciudadanos cartageneros  tras la inundación del 29/09/1919

Evacuación de ciudadanos cartageneros tras la inundación del 29/09/1919

Las puertas de Murcia cuando empezó a bajar el agua tras la inundación del 29/09/1919.

Las puertas de Murcia cuando empezó a bajar el agua tras la inundación del 29/09/1919.

0035

Tranvías descarrilados en la calle del Carmen después de la inundación del 29/09/1919

Cartagena no ha vuelto a contar con una inundación de esa índole, pero de vez en cuando la rambla vuelve a desbordarse provocando grandes riadas y siniestros.

Paso de la rambla del Albujón en el pueblo de Santa Ana en el Campo de Cartagena el 28/09/2009.

Paso de la rambla del Albujón en el pueblo de Santa Ana en el Campo de Cartagena el 28/09/2009.

 BIBLIOGRAFÍA:

-AZNAR ACOSTA, Francisco.Historia gráfica de Cartagena. Murcia: La Opinión, S.A, 1992. 504p. 84-87759-14-9.

-CONESA GARCÍA, C y GARCÍA GARCÍA, E. Las áreas históricas de inundación en Cartagena: problemas de drenaje y actuaciones. Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles [en línea]. 2003, n.35, p. 79-100. [Fecha de consulta: 06-04-2014].

-SOLER CANTÓ, Juan. La Historia de Cartagena. 2º edicción. Murcia. 1999. 188 p. 84-930322-1-2.

LA DESOLACIÓN DE SALZILLO EN CARTAGENA.

Primero, empezaremos hablando de la vida de este peculiar escultor y de su antedecesor, Nicolás Salzillo.

El padre de Francisco Salzillo fue Nicolás Salzillo, un importante escultor italiano nacido en la ciudad de Nápoles en el año 1672. Las razones por las que Nicolás Salzillo vino a parar a la ciudad de Murcia no se saben ciertamente, algunos inciden en que su marcha de Nápoles hacia Murcia fue para conseguir mejor fortuna, puesto que en una ciudad como Nápoles el oficio de escultor estaba bastante demandado. Empezó a hacerse hueco en Murcia tras ganar un concurso en 1700 para la construcción de un paso de la Sagrada Cena, de la “Cofradía de Nuestro Padre Jesús”. En ese mismo año contrae matrimonio con la murciana Isabel Alcaraz. Tuvieron tres hijos y cuatro hijas.

Retrato de Francisco Salzillo y Alcaráz  por Juan Albacete.

Retrato de Francisco Salzillo y Alcaráz por Juan Albacete.

 Francisco Salzillo y Alcaraz nació el 21 de mayo de 1707, siendo el mayor de todos los hermanos. Tras el fallecimiento de su padre en 1727, tuvo que encargarse del taller de su padre obteniendo así su herencia artística que él y su familia sabrán aprovechar, llegando a convertirse en uno de los escultores barrocos españoles más importantes. Fue un escultor bastante sedentario, apenas se ha encontrado constancia de que estuviese fuera de Murcia, e incluso rechazó una invitación del conde de Floridablanca para trasladarse a Madrid y poder darse a conocer. Una de las salidas que si sabemos es la entrega de algunas de sus obras a la ciudad de Cartagena.

 

Con el paso de los años, su fama iba levantando fronteras recibiendo multitud de encargos de iglesias y conventos no solo de la provincia murciana, sino también de Alicante, Albacete y Almería.

 Finalmente falleció el 2 de marzo de 1783 en su ciudad natal, Murcia. Dejó un gran testimonio patrimonial de diversas imágenes religiosas. 

Monumento conmemorativo a Francisco Salzillo situado en la Plaza de Santa Eulalia, Murcia.

Monumento conmemorativo a Francisco Salzillo situado en la Plaza de Santa Eulalia, Murcia.

Con todo lo dicho, su fama nacional llegó con retraso. Prácticamente a finales del siglo diecinueve, cien años después de su muerte. De aquí arrancó el auténtico reconocimiento, no sólo español, sino europeo, de las centenares obras del célebre Salzillo.

 

 

Volviendo al tema propiamente dicho, voy a explicar muy por encima el contexto social por el que se encontraba la ciudad de Cartagena unos meses antes del estallido de la Guerra Civil Española.

 Con el decreto de disolución de las Cortes del 07/01/1936, el 16 de febrero ganó las elecciones el Frente Popular contra el Frente Nacional Contrarrevolucionario. En Cartagena hubieron diferentes enfrentamientos entre ciudadanos y militantes, como es el caso de el motín de el Penal el 30/01/1936, en el que encerraron a los guardianes y quemaron las colchonetas en el patio. Este motín se redujo con la llegada de las fuerzas de Asalto, Guardia Civil, ejército y Marina. Los arrestados durante el motín, fueron puestos en libertad a través de un decreto de amnistía.

 Más adelante hubo también más revueltas tras el desempleo local. Se cerró la fábrica del Cristal el 21 de marzo y hubieron numerosas huelgas de los mineros que se encontraban en paro.

 El 27 de marzo, el cabildo de las Cofradías hizo un intento de sacar las procesiones pero se desarrolló una pugna con los del Frente Popular que organizaron manifestaciones, ataques a los músicos, amenazas, etc.., hasta que se acordó que no saliesen, debido a los enfrentamientos que culminaron la manifestación comunista del Jueves Santo el 9 de Abril. Ésta provocó en la calle Mayor una batalla campal en la que se produjo rotura general de escaparates, heridos, detenidos y clausura de centros. A partir de este suceso los ciudadanos de Cartagena se dividieron en dos grupos que con el estallido de la guerra civil llegarán a realizar acontecimientos atroces.

En los primeros días de la guerra se produjeron una serie de acontecimientos que marcarán la historia de Cartagena.

Imagen sacada tras el "ajusticiamiento" del Chipé.

Imagen sacada tras el “ajusticiamiento” del Chipé.

El 19 de julio se produjo un “ajusticiamiento” popular del asesino, proxeneta y sicario del Frente Popular vulgarmente conocido como el chipé, en el que una multitud de personas (alrededor de 2000) pedían que se le entregase a este individuo para lincharlo. Se intentó trasladar a la cárcel de San Antón pero por el camino esa multitud de personas interceptaron el coche impidiéndole el paso y haciendo todo lo posible para sacarlo de ahí. Uno de los guardias que estaba dentro del coche disparó contra el chipé y soltó el cadáver ante la multitud, que no estando satisfecha arrastraron el cuerpo por toda la ciudad realizándose una serie de calamidades.

El caso mas característico y por lo que se ha realizado esta entrada fue la quema y destrozo de patrimonio artístico religioso el 25 de julio. La contienda civil asaltó todas las iglesias de la ciudad a excepción de las iglesias “San Miguel”, “La Caridad” y “Los Marrajos”, destrozando sus altares y sus imágenes. No solo se perdieron las obras de arte de Salzillo, sino de muchos otros ilustres escultores además de altares, tapices y todo el ajuar de las procesiones, incluyendo el contenido de la antigua Catedral.

Pasado ya unos ciertos años de la Guerra Civil, las cofradías encargarán nuevas imágenes y restaurarán otras, llegando a contar con varias obras esculturales.

 No solo este acontecimiento marcó la historia de Cartagena, sino que más adelante sucumbirá a una serie de calamidades, tales como el bombardeo de la ciudad por Francisco Franco o la hambruna producida por la guerra que numerosos ciudadanos cartageneros se trasladaron a la periferia o a diferentes países.

Como conclusión obtenemos que lo que mas sufre ante diversos infortunios es la cultura.

A continuación os muestro las obras Salzillescas que fueron destruidas durante el periodo de la Guerra Civil recogidas en el libro Historia Gráfica de Cartagena de Francisco Aznar Acosta:

CLX-3180_20140107_12162307cdsf

Grupo del “Prendimiento”. Californio: Jesús y los dos sayones.

lhkshad

El mismo cristo usado en el “prendimiento” es el que sacaban en la procesión del “silencio” cambiándole la vestimenta.

xkjlfdsafjasl

“San Juán”. Marrajo.

CLX-3180_20140107_12214100sda

Virgen “Dolorosa” California.

CLX-3180_20140107_12214100sdaszs

“María Magdalena”. Marrajos.

pagesdc

Cristo, ángel y apóstol durmiente del grupo Californio “La Oración del Huerto”.

CLX-3180_20140107_12382302klk

“San Juán” californiano.

CLX-3180_20140107_12301208zsd

Cristo de “La Samaritana”. Californio, se sacaba el Miércoles Santo.

CLX-3180_20140107_12301208zsdad

Judas del grupo “Osculo”. Californio.

Museo Salzillo en Murcia.

Museo Salzillo en Murcia.

-Si te gustan o quieres ver algunas obras del Salzillo, a lo mejor te interesa visitar el museo Salzillo en Murcia. 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 -AZNAR ACOSTA, Francisco. Historia gráfica de Cartagena. Murcia: La Opinión, S.A, 1993. 600p. 84-87759-16-5.

-Región de Murcia Digital [en línea]. La Semana Santa de Cartagena, al paso: Una nueva mirada histórica. [Fecha de consulta: 07/01/2014]

-SÁNCHEZ MORENO, José. Vida y obra de Francisco Salzillo: (una escuela de escultura en Murcia). Digitum [en línea]. 1944-1945, 247p. [Fecha de consulta: 04/01/2014].

-SÁNCHEZ-ROJAS FENOLL, Mª del Carmen. El escultor Nicolás Salzillo. Digitum [En línea]. 296 p. [Fecha de consulta: 04/01/2014].

-SOLER CANTÓ, Juan. La Historia de Cartagena. 2º edicción. Murcia. 1999. 188 p. 84-930322-1-2.